consulta neurologica  
Reserva de horas   Convenios
 
 
Inicio   Especialidad   Servicio   Contacto
 
 

El contenido de esta p谩gina requiere una versi贸n m谩s reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 


 
     
 
A solas con mi llanto...
Este amargo compañero, ...
 
Sugerencias para una Convivenc...
Parece ir en aumento la violen...
 
Pruebas para La Felicidad
¿Existe realmente la fe...
 
Libertad
Es un concepto difícil ...
 
Las Mejores Vitaminas
Es habitual en los pacientes l...
 
La Objetivable Realidad
“No seáis sabios ...
 
Integridad Personal
Nuestra visión perfecci...
 
Expectativas
Los negocios son parte de nues...
 
Empat铆as
Cuando veo la frustració...
 
El Perd贸n
Uno de los pesos más fu...
 
Crecer Juntos
Me rehúso a pensar que ...
 
Cambios Generacionales
El Señor al que ama dis...
 


 
 
 
  Sugerencias para una Convivencia de Paz  
  Fuente: Dr. Jorge Galdames Villagra , 28/04/2012  
     
 

Parece ir en aumento la violencia en los colegios, y se hace más evidente cuando tenemos tanto acceso comunicacional para enterarnos de esas noticias. 

 
 

Los padres quieren dulcemente ser amigos de sus hijos, pero el concepto de autoridad queda un poco de lado cuando se quiere defender especialmente los derechos del niño. La autoridad es un elemento trascendental para la mantención del orden del tránsito, por lo cual se solicita la especial atención de carabineros, pero en muchas ocasiones hay descontrol de esa autoridad si no hay una precisa formación en la institución, adicionado a un descontrol de las personas. En los colegios se le exige al profesor que, además de enseñar adecuadamente sea capaz de mantener el orden, sin embargo, nos encontramos con limitantes similares al ejemplo anterior cuando los alumnos no tienen ningún concepto de respeto a la persona del profesor. Si en nuestro hogar hablamos mal de los carabineros y mal de los profesores frente a nuestros hijos, estamos dando pie a que esta figura de autoridad se distorsione o simplemente quede en el suelo. ¡Pero nos llama ahora tanto la atención que la turba de jóvenes, bajo cualquier pretexto salga habitualmente a destruir Santiago!

¿Dónde, y cómo poder desarrollar una autoridad sólida sino en el seno del mismo hogar?

Cuando hablo de temas como éste, es porque tengo alguna experiencia personal. Y las experiencias son las que hacen crecer. Hay circunstancias en que uno puede ocupar bien un sermón con los hijos, pero si se hace evidente en un momento que mi hijo ya deja de fijar sus ojos en los míos, es porque dejó de escucharme. No debo seguir hablando. No me están escuchando. Los sermones pueden ser muy buenos, y uno tiende a auto-escucharse, y se deleita en eso, pero el objetivo de cambio en las conductas, no se logra. Entonces, debo entrar al área conductual: la disciplina es fundamental no solo para que mi hijo se porte bien. Es fundamental para convivir civilizadamente. Estamos viviendo en una selva indolente. Quizá más que la misma selva. Pero estos “animalitos indómitos” los estamos criando en nuestros propios hogares.

La autoridad no debe evidenciar debilidad, pero tampoco indolencia. No es fácil equilibrar ambas cosas. Solo Cristo pudo equilibrar plenamente: humildad y autoridad. Un gobierno estable lo define Portales como ‘respetable y respetado’.

Nuestras propias vivencias, en este ‘mar que intranquilo nos baña’, nos hacen reaccionar en forma desmedida, y con ello nos hacemos menos autoridad sobre nuestros hijos. Y ellos necesitan una autoridad con calma, para que mañana ellos lleven un mensaje de paz a la próxima generación.

Un proverbio para poder ‘negociar’ con esta tensa vida: “la blanda respuesta, aplaca la ira”. Una respuesta calmada y controlada, puede evitar que el fuego encienda la discusión, y la agresividad. Esperemos que esta pauta nos proporciones una luz para encontrar paz, no solo para nosotros, sino para las próximas generaciones.

 
 
 
 
La Concepci贸n 81 - of. 204 - Tel茅fonos : 363 03 03 - 8 228 04 67 - Metro Pedro de Valdivia - Providencia - Santiago - Chile   bandera Chile